sergio.sanchez://webmaster.developer & weblogger

Huellas en mis brazos

Categoría: Textos
Enviado: 2005-06-17 18:33, Editado: 2005-06-18 04:33

http://sergio.com.mx/upload/huellas.jpg

Huellas del atardecer
Cobran vida sobre la arena
Fría y sin palabras
Esperan que la marea retraída
Que de ella se apiade.

Elevando su mirada calada por el vacío
en su alma.
Besada en un sublime silencio,
Dulce como el néctar,
Que amarga mi noche desvelada,
Deslizando su suculenta silueta
Nacida en una tierra lejana.

Amada envuelve su primavera
Aromando su ternura
Perfuma las huellas tan profundas
Dejadas sobre su suave arena,
Bajo la luz de la luna
Deslumbra un llanto escondido
En su sonrisa disimulada le pregunta al destino,
Acaso estas jugando conmigo?
Acaricias mi alma!

Con el crepúsculo? nacido en su mirada,
Para convertirlo hoy, en un ayer
Tatuado en las pareces de el amanecer,
Que arde en el fondo de mi ser.

Donde abrigo el tierno amor,
Destilando recuerdos en dulce ilusión
Beso las huellas tan marcadas
En la arena de mi playa,
Espero?. mi amor tu llegada?

Antes que el mar despierte
Y en sus olas de misericordia
Eleve su marea tan temida
Y tan deseada por mi vida
Me redima en su regazo,
Juntó con tu imagen
Tu recuerdo, tus palabras, y tus besos
Dormiré para siempre,
Con tus huellas en mis brazos.
Permalink

La luna esta triste

Categoría: Textos
Enviado: 2005-06-17 12:32, Editado: 2005-06-17 22:42

http://sergio.com.mx/upload/luna%20triste.jpg

La noche esta triste, la luna sola
y yo estoy muerto, pues haz de irte.
Tú en tu cama estás descansando
y yo mañana estaré esperando,
pero seguro ya no he de verte.

Ameno día el que tu llegaste
por la escalera ibas bajando,
en tu mirada habría de verme,
seguro estaba que eras ardiente,
y mis amores, los descubriste.

Ahora en tu lecho estás llorando,
la noche triste no habrá esperado,
el tiempo marcha, y no se detiene,
la luna crece y se va llenando,
las hojas caen, y van muriendo.

Mi corazón se está asfixiando,
pues haz de irte hasta el oriente,
y sin palabras corrió mi mano,
y entre caricias, cual mano ardiente,
se unió a tu fuego, como inocente.

No fue ondina, tampoco silfo,
fue la inocencia de aquel encanto
que dio entre noches, calor y llanto
y en tu partida perdí mi canto.

Estás tan lejos, como las nubes,
y aquella rosa, está en mi mano,
pétalos lloran, se ven fugaces,
y la tristeza los va secando.
Fueron testigos de los amores,
y tú te marchas? se marchitaron.

Pálida luna, que vas paseando
entre los signos del gran zodiaco,
te miro triste como la lluvia,
y en tu silencio te vas secando.
En la miseria me voy perdiendo,
quizás mañana, no me levanto.

- sergio.sanchez -
Permalink
ME GANE UN IPOD!XHTML 1.0 Strict PHP CSS
Dedicado a: Elizabeth Marquez | sergio.sanchez © 2005 - 2010